Rompe Tu TV... Lee AQuemarropa


AQ RevistaWeb. Sobre Nosotros


Novedades AQuemarropa



© AQuemarropa.es. 2013-2016. Todos los derechos reservados.



Filmina - Elemento decorativo
Logotipo de la web en blanco con opacidad
No te Pierdas...
Halestorm, supergrupo rock
Lzzy Hale, ¿nueva diosa del metal?

Un Viaje al lejano Spaghetti Western
Sergio Leone y la importancia de Spaghetti

Cosas que hacer cuando te aburres
Nuestra lista de cosas divertidas y fáciles de realizar

¿Cómo es en la realidad Sasha Grey?
Nos sorprendió el mundo interior de la actriz

Madonna y la polémica del disco Erotica
Un disco incomprendido de la diva del pop

El RoboCop de Paul Verhoeven
Anticipó el caos en Detroit con su crítica social
Burning Bridges, disco de Bon Jovi
Crítica de un disco atípico

Gravedad Cero
La sensación de flotar como un astronauta

El Entrenamiento de Uma Thurman
Kill Bill exigió un entrenamiento antes del rodaje

El año de las pelis basadas en cómic
El cómic está de moda. Pero en la gran pantalla...

El Rey Lagarto, el poeta del rock
Un viaje a la filosofía de Jim Morrison para cruzar las puertas

Dover Came To Me, un concierto especial
Celebración de un cumple del Devil Came To Me
Parte inferior de una filmina - Elemento decorativo web

¿Te ha gustado el artículo? ¿Te ha parecido surrealista, incompleto...? ¿Quieres compartir tu opinión sobre este tema o iniciar un debate? ¿Conoces alguna anécdota muy a quemarropa? Déjanos un comentario, nos ayudarás a mejorar.
Comentarios

Crítica a la literatura de Charles Bukowski




Bukowski hacía algo. Escribía. Era su método para mejorar en la
búsqueda de su objetivo. Y su literatura no trata sobre ese mundo autodestructivo. Sus textos son una canción que nos alienta a seguir el mismo objetivo que Bukowski. Trataba de convencernos. A cuantos más convenciese, más posibilidades se seguir alimentando su objetivo.

Su objetivo era uno muy lícito, pero muy mal visto: la búsqueda del placer fácil. Sexo y bebida, en grandes dosis. Pero no sólo eso, hay un tercer objetivo aún más fuerte. El placer de la lectura, el placer de escribir lo que le salía de las pelotas, y el placer de decir lo primero que le caía a la boca.

Bukowski tenía tres objetivos: follarte, beber y escribir. Por ello, este escritor tenía una gran ventaja con respecto a la sociedad que retrató en sus obras a través de su otro yo: escribir era a la vez un medio y un fin.

Y los tres objetivos iban de la mano.


Objetivos de las novelas y poemas de Bukowski



Bukowski desperdició su vida en la búsqueda de un placer fácil. Retrató en sus obras el mundo que vivió, que fue muy pequeño. Y nos lo vendió de puta madre.

Porque tenía un estilo duro y directo, muy agresivo, pero a fin de cuentas, literatura de alta calidad. Un genio. Que desperdició parte de su vida borracho.

Al leer unos cuantos de sus poemas o terminar una novela suya, me da impresión de que el mundo que retrata Bukowski es el único que existe -ojalá supiese como conseguir eso con mis textos-. Y no es verdad.

El tercer objetivo es lo que Bukowski más quería (la literatura). El tuyo puede ser ver crecer a tus hijos, o perseguir un objeto a lo Indiana Jones, o ir a la Luna.

Sus lectores suelen olvidarse el tercer objetivo del escritor, ése que persiguió durante toda su vida. Por ello, cuando leo al viejo indecente tengo en cuenta una cosa: el mundo autodestructivo era sólo una parte de su moneda. Que estaba al servicio de la verdadera: conseguir ser un gran escritor.

Y follar mucho.

Opinión sobre el estilo de escritura de Charles Bukowski

Sí, Bukowski quería follarte

La escritura de Bukowski



Los escritos de Bukowski tratan sobre la vida.


Sí.

Sobre la suya.

Sin embargo nos está engañando. La espiral de autodestrucción que describe en sus obras, esas borracheras sin fin, ese mundo autodestructivo lleno de mugre… Puede hacernos creer que el mundo es una mierda, y hacer que nos sentemos a mirar nuestra propia depresión mientras apuramos nuestras cervezas.

Todo le importaba una mierda a Bukowski, y joder, sigue siendo esto también una mentira. Su autodestrucción es una cortina para taparnos los ojos sobre su auténtica finalidad.
El reportaje "De profesión cartero..." que dedicó Izzy los primeros días de existencia de AQuemarropa a Charles Bukowski generó una sana polémica en nuestra redacción.

A Alabama no le gustó nada.

Y para echar más leña al fuego Izzy escribió un artículo de opinión, más o menos  alabando al viejo. Con el doble -quizás el único- objetivo de picar a Alabama.

Y lo consiguió. A Alabama ese artículo de opinión le produjo urticaria. Concretamente, la frase fue "sólo te falta chuparle la... ".

Así que escribió su opinión sobre Bukowski (ésta que tienes a la izquiera), sin morderse la lengua.

Si como lector quieres darnos tu opinión sobre Charles Bukowski, visita nuestra sección Editorial.
Alabama Vs Izzy

Caricatura de Alabama, Reportera AQuemarropa

Palosanto, nuevo disco de Bunbury El día que Elvis... Avenged Sevenfold en Concierto Livingstone contra la esclavitud La Reina de las 1000 Caras ¿Qué Fue del Último Guerero? De Profesión Cartero (Bukowski) Mini Z. Radiocontrol Espectacular Opinión: Alan Smithee


AQuemarropa.es - Literatura y Cómic - Charles Bukowski
Artwork como fotos de Bukowski


El Viejo Indecente que sacaba música a sus cañerías

La literatura de El Viejo es un toma y daca directo a las entrañas. Duro, conciso, rápido... Así es la literatura de Bukowski para nuestro redactor Izzy.