Crítica de los libros y la literatura de Irvine Welsh
Crítica de todas las novelas de Irvine Welsh




En este artículo nos metemos de modo breve en la descripción de cada una de las novelas de Irvine Welsh. De algunas de ellas como Trainspotting o Skagboys haremos reportajes más amplios y específicos. Seguramente de todas sus novelas. La excepción es la última, The Sex Lives of Siamese Twins, que se publicó en inglés en Mayo de 2014, y por el momento no ha sido traducida al español. Así que no la hemos leído, por lo que en lugar de crítica daremos una reseña.

En cuanto a los libros de Irvine Welsh que agrupan relatos cortos (Acid House; Éxtasis; Si te gustó la escuela, te encantará el trabajo; Col Recalentada) haremos un reportaje similar al que están leyendo.

Crítica de las novelas de Irvine Welsh, en orden cronológico:



Trainspotting - Definiendo la contracultura británica de los '80

Publicada en 1993. Llegó la edición en español en 1996, en la editorial Anagrama.

Todo empezó con Trainspotting... Tanto el debut literario de Irvine Welsh como la película de Danny Boyle han dejado un reguero de frases que forman parte de la inteligencia colectiva. "Pilla el mejor orgasmo que hayas tenido, multiplícalo por mil, y ni siquiera andarás cerca". Otro tanto podría decirse de las escenas: Spud y las sábanas, el niño gateando por el techo mientras Rent Boy se desintoxica, la búsqueda de los supositorios de opio, las teorías de Sick Boy... Aunque estas escenas resulten surrealistas contadas a viva voz, en el contexto del libro tienen todo el sentido del mundo.

La novela trata sobre varios amigos descarriados al borde del abismo. Colgados pero no tontos. La filosofía moral de Rent Boy y de Sick Boy es simple, pero sólo aparentemente. Ellos no han elegido la vida, han elegido otra cosa. Spud por el contrario no ha elegido, se ha dejado llevar. Tommy es víctima de los acontecimientos a lo largo de las páginas. De otros como Begbie queda claro desde las primeras páginas que su futuro estará a un lado u otro de esa línea delgada que lo separa de la cárcel. Lo mejor sería que entrase, por el bien de todos.

Pero el camino que han elegido Sick Boy y Rent Boy, los personajes más profundos de esta historia, no los lleva a vivir un futuro. "Es una mierda ser escocés... estamos gobernados por unos gilipollas", suelta Rent Boy sobre las esperanzas de futuro del grupo. Pero a lo largo del libro su filosofía de vida va cambiando. Tanto él como Sick Boy aprenden que aunque su vida es difícil, necesitan luchar. Si siguen así no existirá un mañana. Son inteligentes para verlo, sobre todo después de los dramas que les ha tocado vivir en estas páginas. Así que se avecina un cambio. Rent Boy es idealista y Sick Boy superviviente. Pero ¿quién puede hablar de ideales cuando la sociedad sólo les permite sobrevivir?

La estructura del libro... Es uno de sus puntos débiles. No hay un hilo argumental claro, sino que Irvine Welsh deja historias en flashes. Un único pero para una novela de culto.


Pesadillas de Marabú - La profundidad psicológica de un tipejo

Salió a la venta en 1995. En español, la publicó la editorial Debate en el '97. La edición española hoy se encuentra descatalogada.

La segunda novela de Irvine Welsh presenta una estructura y un argumento de lo más extraño. Novela surrealista. La narración está estructurada en tres espacios temporales paralelos, pero que se desarrollan todos en el interior de la cabeza del protagonista, que se encuentra postrado en una cama en estado de coma. Presente, pasado real y un extraño sueño... Por momentos estos tres estados confluyen y se enriquecen mutuamente.


El subconsciente de Roy Strang mientras está sumido en el coma...

El presente de Roy Strang transcurre como un estado de pensamiento latente que se entremezcla con sus vivencias pasadas y con una fantasía de lo más surrealista. Así, Roy quiere erradicar el Marabú africano, un pajarraco carroñero, junto a su amigo imaginario, un tal Sandy Jamieson.

La caza del Marabú es una metáfora por la cual el protagonista sumido en el coma quiere redimirse de su pasado. Aunque sea de modo imaginario. Un viaje al subconsciente de un tarado. Que sabe que en su vida ha hecho daño, y se siente culpable y sin tiempo para redimirse. "Si mato al Marabú, mataré la maldad que llevo dentro", dice el protagonista al principio de la novela.

Irvine Welsh nos sumerge en un descenso a los callejones más marginales de la psique humana. Y de la ciudad de Edimburgo.

Portada de The Sex Lives of Siamese Twins, novela de Irvine Welsh
Caricatura de Irvine Welsh

Dibujo de una television y la letras "AQuemarropa"



Adrenalina   Reportajes   Crónicas del Paraíso  

Contacto   Aviso Legal   Publicidad  
© AQuemarropa.es. 2013-2016. Todos los derechos reservados.
Alex Rodríguez

AQuemarropa.es - Literatura - Irvine Welsh
Estilo literario de Irvine Welsh, el príncipe maldito de la jerga


No resulta fácil enfrascarse en una página al azar de cualquier novela y reconocer a su escritor sólo por el estilo literario de su prosa. El caso es que con Irvine Welsh sí resulta fácil. Es uno de los escritores contemporáneos más fácilmente reconocible en cuanto a estilo literario. Su prosa es un toma y daca de jerga escocesa directa a la vena. Sin concesiones, sin miedo a narrar las historias como las concibió su cabezota, por muy bizarra o dura que resulte.

Irvine Welsh es capaz de herir sensibilidades. Lo hace en su novela Escoria de principio a fin y en muchos pasajes de cada una de sus obras. Siempre escarbando en las capas más complicadas de la sociedad para describirnos realidades sociales por muy crudas que resulten. El escritor ambienta sus historias en las calles, desde la jerga usual de sus gentes a sus estilos de vida.
Ambientación y argumentos de la literatura de Irvine Welsh

El tono y la voz de los personajes y el ritmo de la narración que el escocés da a su obra concuerdan fielmente con las características de sus historias. Con ello consigue llevar al lector a recorrer la ambientación de estas historias callejeras y a meter las narices en la vida de sus personajes por medio de una lectura que resulta visual. La capacidad de Irvine Welsh para traspasar la jerga callejera de su Edimburgo natal es una de las mayores proezas de la literatura de este escritor.

Es otra característica de este escritor la capacidad para cambiar de registro dentro de una novela, incluso dentro de un mismo capítulo, llevando paulatinamente al lector al estado emocional que desea. Nos puede hacer reír, sentir asco o pena de una página a otra sin que el cambio de registro resulte forzado. Pasar del drama al humor negro. Ello lo consigue porque toda novela de Irvine Welsh es un drama contado con una pizca de humor.

Y en su humor el escritor nada con bastantes estilos: surrealista, cínico, escatológico, bizarro... Para bucear las psiques nos da los dramas de sus personajes: sustancias prohibidas, familias rotas, perspectivas crudas de futuro, dificultades de la clase obrera, remordimientos por pasados oscuros...

Pero siempre el mejor modo de entender a un escritor es leerlo. Resulta obvio. Pero para un artículo como éste, el mejor modo de describir a Irvine Welsh es hablar un poco sobre cada una de sus obras. De sus novelas va este artículo...

Trainspotting, portada de la primera novela de Irvine Welsh
Portada Pesadillas de Marabú, edición en inglés (Marabu Stork Nightmares)
The Sex Lives of Siamese Twins

Publicada en inglés en Mayo del 2014. Todavía no ha sido traducida al español.

No abundan los personajes femeninos en las novelas de Irvine Welsh. Pero su última novela, The Sex Lives Of Siamese Twins profundizará en la relación perversa entre sus dos protagonistas femeninas. Para leerlo en español habrá que esperar al menos un año, a que Federico Corriente tenga terminada la traducción.



Portada de Escoria, tercera novela de Irvine Welsh
Portada de Cola, cuarta novela del escocés Irvine Welsh
Escoria - Hiriendo la sensibilidad del lector

Publicada en 1998, llegaría en el 2000 en español por medio de Anagrama.

Libro durísimo. Desde el Prefacio. Desde las primeras líneas, el protagonista resulta tan detestable que si su vida se va a la mierda, tanto que mejor.

La pluma de Irvine Welsh se endurece más de lo que tenía acostumbrado a sus primeros lectores para describirnos a uno de los protagonistas más malvados y antipáticos de la literatura contemporánea. Resulta imposible que un lector de mente sana encuentre algo en Bruce Robertson con lo que sentirse identificado. Por ello Escoria es una obra de difícil lectura.

Escoria trata sobre las peripecias de un policía de lo más corrupto. Según avanza la novela, el protagonista va cayendo en un infierno personal. De lo más merecido.

Esta novela no fue un éxito. Un único protagonista que destaca por su antipatía y perversión convierte a una novela en una debacle, en cuanto a ejemplares vendidos. Esa falta de personaje carismático con el que identificar al lector es el mayor hándicap de Escoria. También lo que la convierte en una obra diferente.

Escoria no es un mal libro. Al contrario, es un libro atrevido para una minoría fuerte que sea capaz de resistir una atmósfera agobiante llena de maldad.


Cola - Crítica social a través de evolución de los personajes

Cola llegó a las librerías en el 2001. No llegaría la versión en castellano hasta el 2003, también por medio de Anagrama.

En Cola, Irvine Welsh retoma el estilo de personaje y la ambientación con los que saltó a la fama en Trainspotting. Vuelve Edimburgo, y los problemas sociales en los que la ciudad se vio sumida a los largo de los '80 y '90. Una sociedad dividida en dos clases: ricos y supervivientes.

El escritor nos sumerge en el punto de vista de cuatro amigos que habitan el mismo espacio y tiempo que los personajes de Trainspotting, que harán algún que otro cameo importante a lo largo de la novela. La estructura de este libro está formada por cuatro partes que describen la vida de los cuatro protagonistas a través de cuatro décadas, desde los '70 a principios del 2000. Cuatro puntos de vista para cada uno de los espacios temporales. Irvine Welsh nos sumerge en los cambios sociales a través de la evolución personal de los protagonistas de esta historia. Esta estructura nos permite de modo sencillo comparar los personajes entre ellos, y consigo mismo a lo largo del tiempo.

Crítica social a través de personajes carismáticos. No tan carismáticos como los de Trainspotting, aunque parte del carisma de Rent Boy Sick Boy o Spud se debe a la película de Danny Boyle. Cola, Trainspotting, Porno o Skagboys son libros que forman parte de un mismo universo.

Irvine Welsh sabe de lo que escribe, pues vio historias similares con sus propios ojos. Por ello consigue plasmar historias llenas de realismo.


Porno, portada de la edición de Anagrama de esta novela de Welsh
Secretos de alcoba de los grandes chefs, novela de Irvine Welsh
Porno - Secuela de Trainspotting

Publicada en el 2002. En español se demoró hasta el 2005.

¿Cómo un personaje de Trainspotting puede sobrevivir al caos social y al drama personal al que Irvine Welsh los ha sometido a lo largo de su primera novela? Pues Sick Boy encontró una solución. Su vida está en decadencia total. Sólo sabe hacer dos cosas muy bien: ligar y follar. Las casualidades de la vida harán que pueda dedicarse en profesión a una de ellas. ¿Pero quién tiene el dinero suficiente para ayudarle con su idea?

Porno trae de nuevo a los personajes de Trainspotting, 10 años después de que Rent Boy se las metiese dobladas. ¿Sin rencores? Uno de los puntos fuertes de Porno es meterse en la filosofía de Sick Boy, un tipo singular.

Los protagonistas más carismáticos que ha creado Irvine Welsh, Sick Boy y Rent Boy, tienen un contrapunto entre amistad y supervivencia que sólo es posible entender buceando en sus personalidades, algo que el lector puede hacer leyendo Trainspotting, Porno y Skagboys. Sus vidas están llenas de valores morales y amorales. Sí, están llenas de contradicciones. Porque en la realidad nada es blanco o negro, sino un tono intermedio.

No es necesario leer Trainspotting antes de Porno porque, aunque el escritor emplea personajes comunes, son novelas cuyo hilo argumental funciona bien por separado. No es obligatorio, pero sí recomendable. Porno gana enteros si el lector ya conoce a estos personajes. Para ello, también resulta interesante leer Cola, pues algunos personajes como Terry o Carl realizan cameos.


Secretos de alcoba de los grandes chefs - Unidos en la resaca

Publicada en 2006. Traducida al español y publicada por Anagrama en el 2007.

Irvine Welsh ha querido dar un paso adelante en su carrera como escritor con estos secretos de alcoba. Ahora el protagonista es un poco más culto, el escritor intenta hacerlo profundo. Buena lectura de los clásicos y una verborrea inteligente. Que luego tira por la borda liándola a mamporros en el fútbol después de mil jarras de cerveza.

Danny Skinner trabaja en sanidad e inspecciona restaurantes. Por lo demás se dedica a beber, a las mujeres a pesar de tener una novia a la que quiere, a las peleas en las tardes de fútbol... pero todo eso ya lo ha vivido y no le sacia. Lo suple con litros y más litros de alcohol. Y su vida comienza a tambalearse. Hasta un tipo como Danny necesita un objetivo. Y es su trabajo la herramienta para lograrlo. No conoce a su padre pero cree que es uno de los chefs famosos de Edimburgo. Se pone a buscarlo para encontrarse también a sí mismo.

Pero la historia se convierte en surrealista poco después de conocer a su nuevo compañero de curro. Brian Kibby admira a Danny. Y Danny odia a su nuevo compañero por ser un friki al estilo de los niños de Big Bang Theory. No tan listo. Y lo dicho: la historia se vuelve surrealista con un inesperado giro de guión. En un momento de lucidez en medio de una noche de desenfreno, Danny consigue unir su existencia a la del pobre Brian de un modo curioso. Un pacto que sólo un diablo podría permitir.


Portada de Crimen, séptima novela de este escritor
Portada de Skagboys, precuela de Trainspotting
Crimen - Un policía hundido por ver la perversidad absoluta

A la venta en 2008. En español en el 2010, en Anagrama.

El tópico sexo, drogas y Rock N' Roll es de una simpleza fatal. Irvine Welsh lo sabe mejor que nadie. Decir que sus obras giran en torno a esta temática es casi un insulto a un autor que realiza crítica desde los bajos fondos sociales o morales. Ahí están ancladas sus historias, adornadas con sexo, drogas o fútbol, es cierto, y escritas con un estilo transgresor, pero que describen la dureza de la vida de las clases bajas, critican la esfera política o se atreven a bucear en la perversidad humana, historias siempre ligadas a la visión del Edimburgo que al autor le ha tocado vivir.

Y en la perversidad humana escarba Crimen, a través de un policía al que la dureza de su trabajo ha dejado hondas secuelas en su personalidad. Escapa de vacaciones a Miami con su novia, pero estas secuelas de su último caso no lo dejan aún dormir en paz. Por si fuese poco drama, el protagonista se ve inmerso en un nuevo caso, tan sórdido como el anterior, y su carácter comprometido hace que necesite resolverlo.


Skagboys - Precuela de Trainspotting

Publicada en el 20013, llegaría en español a Anagrama en Junio del 2014.

Irvine Welsh debe mucho a sus carismáticos personajes de Trainspotting, en especial a Sick Boy y Rent Boy. La novela fue un azote contracultural que describió la realidad británica. Desde un punto de vista novelado, y un tanto exagerado, pero el desencanto de la clase obrera y sus nulas perspectivas de futuro en la época de Margaret Thatcher aparecen descritos de modo magistral en el debut literario de este escritor. Pero había mucho más que contar, y retroceder un poco en el tiempo era el mejor modo. Nace así Skagboys, la precuela de Trainspotting.

El escritor escocés comienza Skagboys repartiendo. Leches. Las primeras entradas del diario de rehabilitación de Mark Renton nos llevan a la Batalla de Orgreave, uno de los momentos más radicales del mandato de la Margaret Thatcher esa.

Desde las primeras líneas vemos la poca simpatía que Irvine Welsh profesó a la Dama y a sus duras políticas. "La Sociedad No Existe". El escritor nos recuerda a las primeras de cambio esa frase que una vez soltó la Dama de Hierro y que resulta tan explicativa de sus pensamientos políticos y sociales. Antisociales más bien.

Transpotting era un canto al desencanto social de los '80. Más bien un grito. Skagboys ahonda en la sacudida política que hundió a la isla más grande de Europa en un mar de lágrimas obreras. Desde el punto de vista de los personajes de Trainspotting.

Versión optimizada para móviles - Ver versión de escritorio -
Dibujo de cuerpo entero y fondo transparente
Dibujo pequeño
Imagen de Spud, Rent Boy, Sick Boy... protagonistas de la novela
Novela de Irvine Welsh - Imagen del pájaro Marabú
Artwork de un policía con la cara en estilo caricatura
Artwork de la edición española publicada por la Editorial Anagrama
Portada de la novela de Irvine Welsh
Edición española de Compactos Anagrama
Edición en español publicada por Anagrama
Portada del libro de la edición inglesa de Mayo del 2014
¿Conoces al Viejo Indecente? Charles Bukowski no es un escritor cualquiera. Tampoco repartía cartas como otro cartero. Vaciaba el zurrón, y luego echaba un polvo...

Repasamos la carrera de este escritor maldito a través de su etapa de cartero... para hacer una crítica (alabanza) a la escritura de uno de los viejos maestros.
Sombra de De Profesión Cartero
Charles Bukowski, De Profesión Cartero
Más artículos sobre literatura

Si te gustó este artículo sobre las novelas de Irvine Welsh, quizás también te guste este: De Profesión Cartero: Los inicios de Bukowski.


El BlackOut de Klaus Meine
El cantante volvió con cuerdas de acero


La importancia de Maradona
Nos acercamos a la figura icónica de El Diego


High Hopes, el disco de Springsteen
Un recorrido por el disco canción a canción


Jailhouse Rock, la mejor peli de Elvis
Elvis Presley en el Rock de la Cárcel


El Faro de Mugardos
Un faro rústico en el interior de la ría de Ferrol


Like a Virgin en Reservoir Dogs
La visión de Tarantino de la canción de Madonna
No te Pierdas...
Logotipo de la web en blanco con opacidad
¿Te ha gustado el artículo? ¿Te ha parecido surrealista, incompleto...? ¿Quieres compartir tu opinión sobre este tema o iniciar un debate? ¿Conoces alguna anécdota muy a quemarropa? Déjanos un comentario, nos ayudarás a mejorar.
Comentarios

Irvine Welsh es un escritor muy característico. Su estilo es como un golpe a la mandíbula que te deja cao, lo que le ha dado un buen número de seguidores y otros tantos detractores. Utiliza un lenguaje informal, duro y callejero. Sus antihéroes suelen ser tipos marginales que a tus padres no les gustaría que tuvieses por amigos. Lleva unas cuantas novelas a sus espaldas y cuatro libros de relatos cortos.

En este artículo, hacemos una crítica y reseñamos cada una de las novelas de este escocés criado en un bajo barrio de Edimburgo, y te contamos cómo es su estilo literario.

Hemos dividido este artículo en las siguientes partes:
El estilo literario de Irvine Welsh
Este autor es capaz de herir sensibilidades. Si bajamos a los barrios bajos de Leith, tenemos el ambiente y el vocabulario perfecto para describir la prosa de un tipo que plantea los conflictos morales y sociales de un modo claro y directo. Sin pelos en la lengua.

Crítica de sus novelas:
Trainspotting
La novela por la que será recordado. También tratamos la próxima película de Danny Boyle, la segunda parte de Trainspotting, basada en la novela Porno.

Pesadillas de Marabú
A Irvine Welsh debería psicoanalizarlo Sigmund Freud.

Escoria
Un protagonista de lo más perverso.

Cola
La amistad de cuatro amigos como pegamento de unión.

Porno

La continuación de Trainspotting.
Secretos de alcoba de los grandes chefs
Vuelta de tuerca a El Retrato de Dorian Grey.

Crimen
Un poli honrado persigue unos crímenes deleznables.

Skagboys
Volvemos a los personajes de Transpotting con esta precuela.

The sex lives of siamese twins
Un relación tan tórrida como perversa.